El control de la sexualidad masculina en la España medieval y la América colonial

En el imaginario colectivo se tiende a pensar que las sociedades pasadas carecían de controles jurídicos o sociales para regular la sexualidad masculina, salvo en casos de violación o acceso carnal con mujeres casadas, al contrario de lo que ocurría con la celosamente vigilada sexualidad femenina. El presente artículo demostrará, por el contrario, que la sexualidad masculina estaba sujeta a similares controles y sus transgresiones eran castigadas incluso con mayor severidad. Para ello trataremos los siguientes delitos:

  1. El adulterio
  2. La homosexualidad
  3. El estupro
  4. La bigamia
  5. El incesto
  6. Las relaciones sexuales con musulmanes y judíos

Aclaraciones preliminares

El corpus jurídico que examinaremos aquí serán las Partidas de Alfonso X el Sabio (1265 d.C.), y en particular la Partida Séptima, donde se recogen los delitos sexuales. Por tanto es necesario clarificar tres cosas:

1. En España las Partidas se aplicaron durante la Baja Edad Media, pero no en todos los reinos, sino principalmente en Castilla (donde también competirían con fueros y otros ordenamientos jurídicos). Pese a todo, se considera el conjunto de leyes más importante de la España medieval. A partir del reinado de los Reyes Católicos, las Leyes de Toro (1505) se impondrían a las Partidas, y si bien pueden considerarse herederas de éstas, trataban algunos delitos sexuales de manera diferente, como aclararemos más adelante.

2. En América, sin embargo, las Partidas serían el corpus jurídico más importante desde la Conquista hasta la Independencia (e incluso más allá), por encima de las Leyes de Toro y otras recogidas en la Nueva Recopilación de 1567. Pueden constatarlo aquí (p. 4), aquí, aquí (p. 11) y aquí (p. 7, nota 13). Esa es otra razón por la que también hemos decidido analizar las Partidas en lugar de otros ordenamientos jurídicos.

3. Los castigos estipulados por la ley no siempre se aplicaban estrictamente, pero nos ofrecen una idea de cuál era el punto de partida.

En este artículo dejaremos a un lado los delitos sexuales donde no había consentimiento por ambas partes, como la violación o la bestialidad, pues entendemos que este control de la sexualidad es legítimo. Sin embargo serán mencionados para clarificar otros aspectos de las leyes. También es importante señalar que algunos delitos como el estupro o el incesto no se definían como lo hacemos hoy.

1. El adulterio

Comienzo con el adulterio porque es aquí donde se ha acusado a las Partidas y otros textos jurídicos medievales de mantener un doble estándar: los hombres casados que cometían adulterio no eran castigados por la ley, al contrario de lo que ocurría con las mujeres casadas (Título XVII, Ley XV).

Si bien es cierto que se trataba de una ley desigual para las parejas casadas, esto no la convertía necesariamente en una ley desigual para hombres y mujeres en general. Aquí es cuando debemos examinar cuál era el castigo reservado a los amantes:

Sigue leyendo “El control de la sexualidad masculina en la España medieval y la América colonial”

El gobierno de Marruecos discrimina a los hombres en su plan para inmigrantes irregulares (y a nadie le importa)

Inmigrantes subsaharianos 2A Leyendo el problemático artículo “Madres en tránsito”, publicado por El País, encontré la siguiente afirmación (el resaltado es mío):

Y ahora [las madres] también hacen cola en Asuntos extranjeros para obtener el permiso de residencia, un trámite que facilita la regularización excepcional que ha dictado el Gobierno magrebí, y al que pueden acogerse todos los inmigrantes irregulares (el énfasis de la legalización está puesto justamente en las mujeres), hasta el próximo 31 de diciembre [de 2014].

Esto despertó mi curiosidad y decidí hacer algunas investigaciones. En el diario ABC encontré información fechada el 11 de septiembre que no sugería tal cosa, sino más bien al contrario:

El gobierno de Marruecos ha regularizado a 5.742 emigrantes (3.075 de ellos varones) y ha dado asilo a otros 549 en los primeros ocho meses de 2014, año en el que tiene abierto un periodo excepcional de regularización.

A priori parecería que el gobierno está dando preferencia a los hombres, pero si seguimos leyendo descubrimos que no es así:

Según las cifras ofrecidas por el ministerio del Interior y que hoy hizo públicas la agencia MAP, han sido 17.757 los que han presentado demandas de regularización, de los que 5.488 son mujeres, y proceden de 101 países distintos.

Vemos pues que proporcionalmente muchas más mujeres que hombres han sido regularizadas. Claro que esto no tiene por qué ser indicativo de sexismo y podría deberse a otros factores. Sin embargo, leyendo un poco más queda claro de dónde proviene la diferencia (el resaltado es mío): Sigue leyendo “El gobierno de Marruecos discrimina a los hombres en su plan para inmigrantes irregulares (y a nadie le importa)”

Resumen mensual sobre el sesgo mediático: Enero de 2015

Como saben quienes me siguen en Facebook, desde el  1 de enero he estado categorizando y contabilizando las noticias relacionadas con temas de género para señalar el sesgo informativo de los medios españoles. El objetivo es hacerlo durante un año. Para ello he escogido los siguientes diarios (versión digital):

  • El País
  • El Mundo
  • ABC
  • Público
  • ElDiario.es

Las categorías que he establecido han sido las siguientes:

1.A. Informa sobre la victimización/desigualdad femenina desde una perspectiva de género

  • 1.B. Informa sobre la victimización/desigualdad masculina desde una perspectiva de género
  • 2.A. Informa sobre la victimización exclusiva o mayoritariamente femenina (identificando a las víctimas por su sexo)
  • 2.B. Informa sobre la victimización exclusiva o mayoritariamente masculina (identificando a las víctimas por su sexo)
  • 3.A. Destaca los logros de las mujeres como grupo o ensalza la feminidad
  • 3.B. Destaca los logros de los hombres como grupo o ensalza la masculinidad
  • 4.A. Critica al sexo femenino o la feminidad
  • 4.B. Critica al sexo masculino o la masculinidad

Algunas aclaraciones:

  • No se han incluido las noticias repetidas. Es decir, si cuatro medios informan sobre el mismo hecho, sólo incluyo una en la clasificación.
  • Lo anterior no se aplica cuando el tipo de texto es diferente. Por ejemplo una noticia y un artículo de opinión sobre dicha noticia (pero no se contabilizan varios artículos con la misma opinión).
  • El primer punto tampoco se aplica si la noticia ha sido publicada en días diferentes (este mes sólo he contabilizado un caso de este tipo).
  • Los artículos pertenecientes a bitácoras de los periódicos sólo son incluidos si aparecen en la portada del diario junto al resto de noticias.

Y ahora veamos los resultados:

Sigue leyendo “Resumen mensual sobre el sesgo mediático: Enero de 2015”