Más allá de la misoginia: el rechazo de los hombres a contraer matrimonio en la literatura antigua y medieval

-¡A cuántas mujeres podemos ver, y tú conoces algunas querida Cristina, que por culpa de la crueldad de un marido desgastan sus vidas en la desgracia, encadenadas a un matrimonio donde reciben peor tratamiento que las esclavas de los moros! ¡Dios mío cómo les pegan, a todas horas y sin razón! ¡Cuántas humillaciones, ataques, ofensas, injurias tienen que aguantar mujeres leales, sin gritar siquiera para pedir ayuda! Piensa en todas esas mujeres que pasan hambre y se mueren de pena en unas casas llenas de hijos, mientras sus maridos se enfrascan y andan vagando por todos los burdeles y tabernas de la ciudad. Y todavía, cuando ellos vuelven, ellas pueden recibir como cena unos buenos golpes. Dime si miento o si no es el caso de algunas vecinas tuyas.

Con este famoso pasaje, Cristina de Pizán (1365-1430 d.C.) protestó el trato recibido por muchas mujeres dentro del matrimonio, presentando un diálogo entre ella misma y Razón en su obra La ciudad de las damas. Cuando leemos a autoras medievales como ella describiendo a maridos maltratadores y derrochadores, no tenemos reparos en aceptar que este tipo de personas existían antes como existen ahora. La protesta de Pizán, quien por supuesto no la aplicaba a todos los hombres, era una legítima.

Por el contrario, cuando autores masculinos premodernos protestan el trato recibido por muchos hombres dentro del matrimonio, son simplemente tildados de misóginos. Desde luego muchos de estos textos contienen un grado importante de odio y desprecio hacia el sexo femenino, al extender las cualidades de algunas mujeres a todas ellas (como en Las lamentaciones de Mateolo, 1295 d.C.), y en ocasiones exagerando con el propósito de hacer sátira. Sin embargo, ¿no podemos aceptar que, al igual que Cristina de Pizán, estos autores estaban refiriéndose a casos que conocían? ¿Podría ser que los textos, pese a sus exageraciones y generalizaciones, resonaban con otros oyentes porque se basaban en una realidad?

Nuestra entrada se centrará principalmente en dos escritos: la Sátira VI de Juvenal (siglo II d.C.) y el poema anónimo “De coniuge non ducenda” (no tomes esposa) compuesto en el siglo XIII. Ambos textos comparten un tema común: el rechazo a contraer matrimonio. Sin embargo, según la ideología de género dominante ésta es una institución que beneficia al varón para explotar a la mujer (tanto en el pasado como en el presente). ¿Qué podría llevar, pues, a los autores a rechazarlo? Lo que ambos textos nos indican es que la dinámica de poder en el matrimonio no siempre era una de subordinación de la mujer al hombre, y que en muchos casos ocurría justo lo contrario. Leamos lo que ambos dicen. El resaltado es mío, y con él no indicaré los aspectos de maltrato, sino aquellos que muestran una relación inversa de subordinación dentro del matrimonio.

Sigue leyendo “Más allá de la misoginia: el rechazo de los hombres a contraer matrimonio en la literatura antigua y medieval”

La historia de los feminicidios de Ciudad Juárez, ¿un mito?

Aclaración: la palabra “mito” no hace referencia a los asesinatos de mujeres, sino a la narrativa creada alrededor de los mismos.

En esta entrada les presento la entrevista de Christopher Hooks a Molly Molloy en el diario Texas Observer. El artículo fue traducido por el comentarista Roberto.

Preguntas y respuestas con Molly Molloy: la historia de los “feminicidios” de Ciudad Juárez es un “mito”

Molly Molloy

Durante años, un fantasma acechó Ciudad Juárez. En los años 90, la mayor ciudad de la frontera entre México y Texas adquirió notoriedad debido a una serie de espeluznantes “feminicidios”: el asesinato de cientos de mujeres. Estos asesinatos, de índole misteriosa y sexual, se amplificaron en la imaginación del público. Juárez adquirió reputación internacional como un lugar de horrible violencia contra las mujeres, reputación que se transformó en una narrativa dominante sobre la ciudad. Los “feminicidios” de Juárez estimularon activismo y estudios académicos, y alimentaron la mayor parte de las representaciones artísticas de la vida en Juárez –desde la canción “Juárez”, de Tori Amos, pasando por la novela 2666, de Roberto Bolaño, hasta el reciente drama de FX The Bridge.

Aquellos que escriben sobre los feminicidios, suelen especular fuertemente sobre el origen de esta violencia, sugiriendo que los asesinos “pertenecen a pandillas callejeras, sindicatos del crimen organizado, familias poderosas, cultos satánicos, una industria subterránea de películas snuff, la policía –o todo lo anterior”. Los asesinatos –dicen– son sexuales, brutales, cotidianos y, sobre todo, inexplicables.

Esta es la narrativa que Molly Molloy –investigadora bibliotecaria y profesora en la Universidad Estatal de Nuevo México– señala como profundamente controvertida. Molloy ha estudiado Juárez por dos décadas, y ha escrito columnas al respecto para The Nation, Phoenix New Times, Narco News Bulletin y The Texas Observer. También es la piedra angular sobre la que se asienta Frontera List, un bien documentado archivo de información, de inmenso valor a la hora de abordar cualquier cuestión sobre los problemas fronterizos.

En los últimos años, Molloy ha tenido la creciente convicción de que la historia comúnmente aceptada de los femicidios de Juárez es un mito. Mientras que la violencia ha causado estragos en la ciudad, dice Molloy, la proporción de homicidios con víctimas femeninas ha sido inferior a la de muchas ciudades norteamericanas. Según ella, el sensacionalismo de los crímenes sexuales de jóvenes mujeres en Juárez ha servido para distraer a los norteamericanos de la disfunción social experimentada por los mexicanos que habitan cerca de la frontera. Esta opinión ha sido fuertemente rechazada por todos aquellos que escriben sobre los feminicidios, pero Molloy argumenta que un estudio minucioso de Juárez arroja una imagen nada ambigua.

The Texas Observer habló con Molly Molloy por teléfono y correo eléctrónico, acerca de la vida en la ciudad.

Sigue leyendo “La historia de los feminicidios de Ciudad Juárez, ¿un mito?”

¿Quién conquistó el voto femenino?

A lo largo de los años muchos de nosotros hemos escuchado que el feminismo, y concretamente la “primera ola”, conquistó el voto femenino. De hecho ésta es una de las razones para otorgar legitimidad y respetabilidad a dicha ideología. Sin el feminismo, se nos dice, las mujeres no podrían votar. Pero ¿hasta qué punto es eso cierto? ¿Fue el feminismo quien efectivamente conquistó el derecho al voto femenino?

Este artículo explicará que la identificación de feminismo con sufragismo es una creación posterior que no se corresponde con la realidad histórica, y que las feministas constituían una minoría dentro del movimiento sufragista.

Sigue leyendo “¿Quién conquistó el voto femenino?”