Teoría de la violencia propietaria materna (II): explicando la excepción estadounidense

Nota: se trata de una teoría ficticia, como indiqué en la primera parte y explicaré al final del texto. Los datos, en cambio, son correctos salvo que se indique lo contrario.  

En el artículo donde introduje la teoría de la violencia propietaria materna, o terrorismo materno, realicé la siguiente afirmación: “en Estados Unidos, entre los años 2001 y 2006, el 70,8% de los niños asesinados por uno de sus padres lo fue a manos de su madre”. Pues bien, el dato es incorrecto. Ese porcentaje incluye no sólo los filicidios sino también las muertes por negligencia.

Dado que los informes de maltrato infantil del Departamento de Salud y Servicios Humanos del gobierno de Estados Unidos no separan los datos según se trate de negligencia o abuso, he tenido que acudir a otra fuente: un estudio que analizaba los filicidios en un período de 32 años y que se basaba en los arrestos realizados.

El estudio indicaba que el 57% de los agresores habían sido varones, y el 43% mujeres. Sin embargo, cuando delimitamos los asesinatos a los progenitores y excluimos a las víctimas mayores de 18 años (pues el filicidio no equivale necesariamente a infanticidio), los porcentajes casi se igualan, con los padres representando el 50,7% y las madres el 49,3%.

Aunque estas cifras en apariencia no apoyarían la teoría de la violencia propietaria materna, voy a explicar por qué en realidad sirven para confirmarla.

Sigue leyendo “Teoría de la violencia propietaria materna (II): explicando la excepción estadounidense”

Por qué los asuntos de género hacen que gente de izquierdas vote a Vox

Fuente de la imagen

Antes de empezar este artículo voy a enumerar las advertencias de rigor:

Primero, el texto se basa en lo que me han contado varios conocidos que encajan en este perfil, por tanto no puedo afirmar que sus razones sean universales. Sin embargo, publico este escrito porque sospecho (aunque no pueda probar) que corresponderá a la mayoría de quienes hacen el cambio por cuestiones relacionadas con los asuntos de género.

Segundo, no pretendo convencer a nadie de que razone como ellos (o de que no lo haga). Sólo exploro un comportamiento que a muchos deja perplejo, pero que a mí no me parece tan descabellado, a pesar de que tampoco voto a Vox.

Tercero, este artículo no va a favor ni en contra de Vox. Repito, sólo intento explicar lo que a muchos parece inexplicable.

Habitualmente se piensa que a estas personas sólo les importan las cuestiones de género o las sitúan por encima de otras consideraciones. Por lo que he visto, esto no siempre es cierto: el problema está en el consenso de las políticas.

Sigue leyendo “Por qué los asuntos de género hacen que gente de izquierdas vote a Vox”

¿Qué hay tras la afirmación “pero a ellos los matan otros hombres”?

A nivel mundial los hombres representan el 79% de las víctimas de homicidio y el 95% de los victimarios. Este segundo porcentaje a menudo se ha empleado para mitigar el primero mediante la afirmación “a ellos los matan otros hombres”. Como dato comparativo, en la comunidad negra de Estados Unidos el 93% muere a manos de otro negro, y a nadie se le ocurriría afirmar que supone un efecto “compensatorio”, sino más bien todo lo contrario.

Cuando se trata del varón, en cambio, siempre hay alguien a quien le falta tiempo para señalar el sexo del agresor cuando se afirma que la mayoría de las víctimas son hombres, tanto que pareciera irles la vida en ello. Esta inclinación, en principio, podría deberse a la idea de que muchos de los asesinatos intramasculinos involucran a grupos criminales que se matan entre sí, pero teniendo en cuenta que según datos de la ONU representan el 19% de los homicidios (y difícilmente todas sus víctimas serán otros criminales), no parece que sea la razón. En este artículo explicaré a qué se debe realmente este apartheid de la empatía en el que unas muertes tienen más valor que otras por razón de sexo.

Sigue leyendo “¿Qué hay tras la afirmación “pero a ellos los matan otros hombres”?”

Denuncias falsas en perspectiva (III). La comparación internacional: Estados Unidos

En el artículo anterior desvelamos la enorme diferencia entre el número de denuncias falsas por violencia doméstica reportadas en India y España. Mientras que para el caso español la cifra oficial gira en torno al 0,01%, encontramos que en India supone un 10%. Ante un contraste tan fuerte cabe preguntarse cuál es la situación en otros países. La presente entrada tratará sobre las estadísticas en cuanto a denuncias falsas por violencia doméstica y agresión sexual en Estados Unidos.

El marco legal: Violence Against Women Act

Violence Against Women Act (VAWA a partir de ahora) o Ley para [combatir] la violencia contra la mujer, podría considerarse el equivalente a la LIVG española o la sección 498A del código penal indio, en cuanto a que se centra en abordar la violencia contra la mujer en el ámbito doméstico. Sin embargo, existen diferencias cruciales.

Si bien desde sus inicios el cuerpo de la ley contaba con un lenguaje neutro en cuanto al género, en 2005 se introdujo de forma explícita una cláusula de no exclusividad donde se afirmaba claramente que la ley no discriminaría por razón de sexo (SEC. 40002). Es decir, que protegería también a los hombres. De hecho, en un documento del grupo de trabajo para acabar con la violencia doméstica y sexual contra las mujeres, formado por el gobierno, se aborda directamente esta cuestión.[1]

En 2013 VAWA añadió la no-discriminación por orientación sexual e identidad sexual. Teniendo en cuenta que desde sus inicios la ley protegía a los niños y que desde el año 2000 incluyó el abuso a los mayores, constituye una ley de violencia intrafamiliar muy completa. Sin embargo, no se ha propuesto como ejemplo en los debates políticos españoles por parte de quienes plantean un modelo que aborde la violencia intrafamiliar.

Sigue leyendo “Denuncias falsas en perspectiva (III). La comparación internacional: Estados Unidos”