Cierre permanente de la bitácora

Estimados lectores, con mucho pesar les anuncio que la actividad en esta bitácora llega a su fin.

La pandemia ha eliminado el poco tiempo que tenía disponible para escribir artículos, y subir estos últimos ha sido realmente difícil. Podría publicar con menos frecuencia o continuar terminada la pandemia, pero he decidido contra ello y terminar definitivamente por una razón: los artículos no están teniendo el impacto que esperaba. En parte esto se debe a que la era de los blogs ya ha pasado y ahora la conversación se ha trasladado a las redes sociales (donde se favorecen las imágenes y la brevedad) y Youtube, que por cuestiones técnicas y de tiempo no me es posible hacer, además de que no soy un buen orador.

Hasta enero he decidido paralizar mi actividad tanto en la bitácora como en las redes sociales. Entonces evaluaré qué hacer, pero en este momento estoy pensando cesar toda la actividad de forma permanente. En caso de regresar, probablemente me limitaré a publicar alguna breve reflexión o algún extracto del libro en las redes sociales, pero en cualquier caso la bitácora Hombres, género y debate crítico llega a su fin.

Cuando comencé esta andadura en 2013 mi blog era una de las pocas voces disidentes, pero por fortuna desde hace algunos años ya no es el caso, de modo mi ausencia no cambiará demasiado. También he de remarcar que son siete años, y el tiempo pasa factura. O en otras palabras, estoy también algo quemado. Todavía tengo algunos planes pendientes que quiero hacer tras la pandemia: un artículo académico y una traducción al inglés de Deshumanizando al varón. Una vez terminados éstos, me gustaría también dedicarme a otros proyectos personales, pero ya no estarán relacionados con esta temática (quiero terminar una obra de ficción que comencé hace años).  

Por supuesto aunque cese mi actividad pública en las redes, todavía pueden contactarme por privado para lo que necesiten. Las mejores vías son el formulario de contacto de la bitácora o un mensaje privado en mi cuenta de Twitter.

Gracias por leerme y por su participación en este espacio durante todos estos años.

Daniel Jiménez

23 comentarios sobre “Cierre permanente de la bitácora

  1. vaya,,, una pena.
    ciertamente fuiste un pionero en la reivindicación masculinista.
    te falto ponerte un disfrac de pinguino, y hablar mucho y muy deprisa.
    espero que lo escrito siga en linea.

  2. Esto si que me entristece. Entiendo la sensación de estar quemado, porque la muralla de incomprensión es tremenda. Precisamente una referencia fuera de lo efimero y bullente de youtube y similares. Lo de la oratoria, preguntale a los clásicos, se aprende también y es divertido… y hay formatos que no tienen porqué estar centrados en lo histriónico… Tiene mas que ver con encontrar un formato atractivo, didactico (No necesariamente original) y un equipo de colaboradores, pero entiendo que haya necesidad de descansar del tema… Máxime cuando hay poco tiempo y ganas de hacer otras cosas. Para mi esta bitacora seguirá siendo un referente de rigor y respeto. Ni se las veces que he recomendado y regalado “la deshumanización del varón”. Has ayudado a mucha gente a concretar sus dudas sobre la narrativa dominante. Has puesto el dedo de la lógica sobre la llaga de la discriminación, y desde luego has pagado un precio, pero fuiste de los primeros si no el primero en darte cuenta de que el emperador estaba desnudo. Tienes mi admiración alli donde vayas, vaquero…

  3. Puede que seamos muchos los que te seguimos de forma más o menos silenciosa, o discreta. Pero se entiende el cansancio y la decisión personal ¡Qué distinto si recibieras, tu y otros, apoyo institucional! con recursos el cansancio se lleva mejor. De todos modos dejas un importante legado en la bitácora que da para entretenerse mucho repasando lo ya hecho (supongo que se podrá seguir visitando lo que h ay…)
    Hasta luego y gracias

  4. yo estoy contigo arturo. estoy seguro que las visitas en plataformas autenticas y disidentes son muy superiores a las contabilizadas, pero es una forma que tienen de minar la confianza de los autores y usuarios para que desistan

    Espero que en enro una vez desintoxicado vuelvas con mas energia y si no es asi que dejes tu fabulos blog como referencia

    un saludo

    1. Muchas gracias Jabi. Por el momento sólo planeo dejarme caer por las redes en alguna fecha señalada para anunciar algo del libro, pero en cualquier caso el contenido seguirá disponible. Un saludo.

  5. Gracias por todo, Daniel, recién te conocí hace unos días y ahora esto, qué pena, tu obra es monumental, todavía no termino de leerla… y luego iré por “Deshumanizando al varón”.

    ¿Qué más puedo decir?, recomendar a tus lectores que sigan la cuenta de youtube de Xeno, a quien también acabo de conocer (espero también que no se vaya sino voy a pensar que es por mi culpa, jejeje).

    Bueno, Daniel, te deseo la mejor de las suertes y de nuevo, ¡gracias por tu trabajo!

    1. Muchas gracias Eduardo. Si tienes la oportunidad, recomiendo el libro primero, ya que compila muchos de estos artículos, pero con fuentes más actualizadas y sólidas, además de limar argumentos donde pudieran ser menos sólidos. ¡Saludos!

      1. Quería preguntarte si tu libro se puede adquirir en tiendas de Colombia.

        Muchas gracias por el trabajo realizado en estos años y quedo atento a tu respuesta.

      2. Muchas gracias Álvaro. Debería ser posible desde aquí, aunque imagino que los gastos de envío serán caros. En cualquier caso, la versión electrónica es otra posibilidad. ¡Saludos!

  6. Te encontre antes de terminar la carrera y me acompañase durante el doctorado. Una noticia triste, hay otros sitios, otras personas, otros formatos, pero pocos, y en mi opinión personal, ninguno con tu rigor e imparcialidad.

    Gracias por todos estos años

  7. Son muchos años, no te preocupes, ya has hecho demasiado. Gracias por tu labor y tu tiempo. Te deseo buena suerte. Saludos

  8. Lamento la noticia. Tan vez no te lo has tomado de la forma adecuada, hay que tomarlo de una forma deportiva, no como quien lucha por su vida, sino como quien lucha por deporte. Hay que llegar a disfrutar del combate. Entonces no tienes limite.

    1. Gracias Peter. Ése ha sido otro tema. Este último año escribir lo sentía más como un trabajo que como algo que disfrutaba. Pensé que se me pasaría pero no. En fin. Gracias por tu apoyo todos estos años. Un abrazo.

      1. Sí, está en Kindle. Si no le aparece pruebe desde otra tienda (Amazon.es, Amazon.com). A veces no aparece si se compra desde un país que no es el propio. ¡Saludos!

Los comentarios están cerrados.