Masculinidad: el nuevo origen del mal

El Origen Del Mal Multiple Seleccion

La imagen que encabeza este artículo fue inicialmente ideada para las redes sociales, pero nunca llegué a publicarla porque a veces los mensajes sencillos, aunque con su grano de verdad, tienden a simplificar demasiado. En las religiones abrahámicas el pecado original no fue tanto el origen del mal (que correspondería a la rebelión de Satanás), como el origen de todos los males. La tradición budista es tan diversa que resulta complicado realizar afirmaciones contundentes, y el deseo se originaría a su vez en la ilusión del yo y la ignorancia de las cuatro verdades nobles.

Mi intención, en cualquier caso, era plasmar la idea de que en las religiones tradicionales no se adscribía una connotación sexual específica al mal (y por extensión a los males del mundo) que sí se realiza en el discurso de género actual. Algunas interpretaciones del relato bíblico pudieron atribuir una mayor culpa a Eva de la expulsión del Paraíso, pero el mal y el pecado nunca fueron configurados como un valor fundamentalmente femenino, sino humano. De hecho la Biblia señala consistentemente a Adán cuando se refiere al pecado original, y la Iglesia Católica suele referirse a él como “el pecado de Adán”. Por ejemplo en el Catecismo de la Iglesia Católica se recoge (el resaltado es mío):

Siguiendo a San Pablo, la Iglesia ha enseñado siempre que la inmensa miseria que oprime a los hombres y su inclinación al mal y a la muerte no son comprensibles sin su conexión con el pecado de Adán y con el hecho de que nos ha transmitido un pecado con que todos nacemos afectados y que es “muerte del alma” (403).

¿Cómo el pecado de Adán vino a ser el pecado de todos sus descendientes? Todo el género humano es en Adán sicut unum corpus unius hominis (“Como el cuerpo único de un único hombre”) (Santo Tomás de Aquino, Quaestiones disputatae de malo, 4,1). Por esta “unidad del género humano”, todos los hombres están implicados en el pecado de Adán, como todos están implicados en la justicia de Cristo (404)

Y la propia Biblia también relaciona fundamentalmente a Adán, más que a Eva, con el pecado original:

Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado. No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir (Romanos 5:12-14)

Mas ellos, cual Adán, traspasaron el pacto; allí prevaricaron contra mí (Oseas 6:7)

Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados (1 Corintios 15:22)

La constante referencia a Adán desde luego no excluye a Eva, sino que señala al primero como representante de la humanidad. El pecado y el mal no eran ni masculinos ni femeninos, sino humanos.

Aclaradas estas cuestiones preliminares, en la presente entrada mostraré cómo el discurso de género actual se aleja de premisas que sitúan el mal como algo propio del ser humano para confinarlo a la masculinidad y, por extensión, a los hombres.

El “pecado original” en el discurso de género

La caída del ser humano de un estado de gracia para ser arrojado a un mundo de dolor y sufrimiento también tiene una contrapartida laica en el discurso de género. La feminista Gloria Steinem es quien nos ofreció el relato más colorido:

Hace mucho tiempo, muchas culturas de este mundo eran parte de la era ginocrática. La paternidad no había sido descubierta y se pensaba… que las mujeres daban fruto como los árboles -cuando estaban maduras. El nacimiento era misterioso. Era vital. Y era envidiado. Las mujeres eran adoradas por ello, eran consideradas superiores por ello (…) Los hombres se encontraban en la periferia -un cuerpo intercambiable de trabajadores, adoradores del centro femenino, el principio de la vida.

El descubrimiento de la paternidad, la causa sexual y el efecto del alumbramiento, fue un cataclismo para la sociedad como, por así decirlo, el descubrimiento del fuego o la división del átomo. Gradualmente la idea de la propiedad masculina del niño tomó fuerza (…).

La ginocracia también sufrió invasiones periódicas de tribus nómadas (…). El conflicto entre cazadores y cultivadores era en realidad el conflicto entre culturas dominadas por el varón y culturas dominadas por la mujer (…). Las mujeres gradualmente perdieron su libertad, misterio y posición superior. Durante cinco mil años o más, la era ginocrática había florecido en paz y productividad. Lentamente, en varias etapas y en diferentes partes del mundo, el orden social fue dolorosamente revertido. Las mujeres se convirtieron en una clase subordinada, marcada por sus visibles diferencias.”

No fue la única. Dentro del mundo hispanohablante Coral Herrera también describió con su artículo “La revolución patriarcal y el fin de las diosas” el colapso de un modelo femenino que terminó sumiendo a la humanidad en la violencia.
Sigue leyendo “Masculinidad: el nuevo origen del mal”

La deshumanización del varón. Fragmentos de la primera parte

American Civil War

En esta entrada les dejo con algunos fragmentos de la obra que estoy escribiendo: La deshumanización del varón.

El libro se divide en tres partes: pasado, presente y futuro. Los fragmentos que encontrarán a continuación corresponden a la primera parte. No he incluido las referencias bibliográficas, pero todos aquellos que participan en Patreon pueden encontrarlas en los capítulos correspondientes (que ya están disponibles para descargar).

Cada cita corresponde a un capítulo. La mayoría de los fragmentos fueron publicados con un mes de diferencia en la página de Facebook. Aquí los compilo todos y añado algunos que nunca aparecieron en la red social.

Capítulo I (Cita sobre el matrimonio)

Además de los casos de Nueva España, en otros lugares y períodos históricos era habitual que la mujer acudiera a las autoridades para denunciar el abandono de su esposo y forzarlo a regresar con ella. En la Sevilla del Siglo XVIII, el 58% de los pleitos iniciados por las mujeres en el arzobispado estaban relacionados con el abandono marital. Charles Donahue Jr. en su estudio sobre litigación marital en York en los siglos XIV y XV señala que las mujeres, además de ser más persistentes en su litigación, también estaban más determinadas a forzar el matrimonio que los hombres incluso cuando los beneficios económicos “no eran obvios”.

Otro ejemplo de que el matrimonio se consideraba generalmente como un objetivo a alcanzar, y no un yugo del que librarse, lo encontramos en los últimos años de la República romana, cuando la carencia de hombres debido a las guerras hizo que mujeres libres buscaran esposos entre los esclavos, pese a las airadas críticas de comentaristas contemporáneos. Esto llevaría a que en el 52 d.C. se estableciera una ley para prohibir estas uniones, y en el siglo III otra para impedir que las mujeres romanas liberaran esclavos para casarse con ellos. La primera, que convertía en esclavas a las mujeres libres casadas con esclavos, se aboliría unos 500 años más tarde con el Código Justiniano, no sin advertir que habría un castigo para los esclavos varones involucrados.

Sigue leyendo “La deshumanización del varón. Fragmentos de la primera parte”

¡Objetivo conseguido! El libro saldrá adelante

Patreonpagescreenshot

En poco más de una semana hemos alcanzado la meta inicial de $350 mensuales en Patreon, lo que significa que el proyecto saldrá adelante en la fecha prevista.

Muchas gracias a todos los que han hecho esto posible. Pronto les daré más detalles sobre el sistema de recompensas. Si no han tenido la oportunidad de participar y quieren hacerlo, todavía tienen un mes por delante. Visiten la página del proyecto en Patreon.

Cambio en la meta: objetivo monetario

Inicialmente fijé la meta en 350 miembros. Imaginaba que la mayoría aportaría $1 y quedaba más elegante solicitar seguidores que dinero.

Sin embargo, las contribuciones de los miembros han sido muy generosas. De hecho la mayoría ha optado por escoger $5 y $10. Incluso tenemos un patrocinador que aportará $100. Eso significa que estamos mucho más cerca del objetivo original que había planeado: $350.

La meta aparecerá en forma monetaria a partir de ahora para revelar el progreso que se ha hecho. En poco más de 24 horas, hemos llegado a la mitad del objetivo, y todavía nos queda más de un mes por delante.

Muchas gracias a todos los que están haciendo esto posible.

El libro “la deshumanización del varón” se financiará a través Patreon. Cómo colaborar

Actualización 19/07/2017. La página ha sido lanzada. Puedes visitarla pulsando en el hipervínculo La deshumanización del varón.

Entrada original

El 19 de julio lanzaré un proyecto en Patreon para financiar la obra La deshumanización del varón, que llevo planeando desde hace meses, y así completarla en un plazo no superior a un año. Las razones que me han llevado a ello han sido el agotamiento del modelo gratuito con el que he trabajado hasta ahora y sobretodo la falta de interés por parte de las editoriales contactadas. Nos dirigimos hacia la autopublicación, quizá coedición, y en cualquier caso requeriré su ayuda.

Para que el proyecto salga adelante, deberá alcanzar $350 en Patreon antes del 1 de septiembre. Las cuatro opciones para ayudar determinarán las recompensas recibidas. La cantidad más baja está situada en un dólar al mes, que permite acceder al contenido original del libro (publicado mensualmente) así como a los artículos ampliados y actualizados de la bitácora que también formarán parte de la obra. Además, sabrán quién se esconde tras el pseudónimo “Carlos Rodríguez”. Para consultar otras formas de colaborar, cómo se invertirá el dinero, e información adicional sobre el proyecto, pueden visitar la página en Patreon a partir del miércoles, 19 de julio. Si no he conseguido 350 seguidores para el 1 de septiembre, el proyecto será cancelado (y a nadie se le cobrará nada).

A aquellos que tengan dudas sobre apoyar o no esta iniciativa les invito a leer la introducción del libro, que está disponible gratuitamente en la bitácora, para que decidan si quieren formar parte.

El contenido de este espacio, por su carácter disidente, jamás ha contado con otro apoyo que el de sus seguidores, y en este caso no parece que vaya a ser diferente. Si queremos que este libro salga a la luz y catapulte la conversación de la “androsfera” a la sociedad general, tendremos que hacerlo nosotros.

Envíen la introducción del libro a gente que pueda estar interesada, compartan en sus espacios. Hagamos que esto suceda.

La página de Patreon será accesible el miércoles 19 de julio. Les espero.