El feminismo como lobby: soluciones ideológicas vs soluciones pragmáticas para la violencia en la pareja

En mi última entrada publiqué el correo electrónico que envié a la Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, la Fundación ANAR y al propio programa No te cortes, donde preguntaba por qué esta iniciativa no incluía a varones adolescentes en relaciones heterosexuales o a quienes mantenían relaciones homosexuales. No recibí respuesta de las dos primeras, pero desde el propio programa si tuvieron la amabilidad de darme una contestación. Paso a publicarla aquí para después ofrecer mi propio análisis.

Estimado Carlos,

Sin negar que existen otras manifestaciones de violencia en nuestra sociedad, la Dirección General de la Mujer sólo tiene competencias en la atención a las víctimas de una de esas manifestaciones: la violencia de género.

Como seguro conocerá, la violencia de género es definida en nuestra legislación -de forma coherente con las definiciones que hacen los organismos internacionales- como:

1. La violencia ejercida sobre las mujeres por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia. Es una manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres. (Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género).

2. Toda agresión física o psíquica a una mujer, que sea susceptible de producir en ella menoscabo de su salud, de su integridad corporal, de su libertad sexual, o cualquier otra situación de angustia o miedo que coarte su libertad. Asimismo, se considera violencia de género la ejercida sobre los menores y las personas dependientes de una mujer cuando se agreda a los mismos con ánimo de causar perjuicio a aquélla. Incluye todas las manifestaciones de violencia ejercidas sobre la mujer, como expresión de la discriminación, la situación histórica de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, y no se limita al ámbito de las relaciones de pareja o ex pareja, sino que da cabida a otros supuestos como las agresiones y abusos sexuales contra la mujer, la mutilación genital femenina, el acoso sexual en el ámbito laboral, la inducción a una mujer a ejercer la prostitución, el tráfico de mujeres con fines de explotación sexual, etc. (Ley 5/2005, de 20 de diciembre, Integral contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid).

Esta es la razón por la que el Programa “No te cortes”, impulsado por la Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, atiende a chicas víctimas de violencia de género en sus relaciones de pareja, así como a sus familias. Sin embargo, para atender a las víctimas de otros tipos de violencia, existen servicios y programas impulsados por otras unidades directivas, como por ejemplo, el Programa LGTB, de Información y Atención a Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid (PIAHT).

Un cordial saludo,

Subdirección General de Asistencia a las Víctimas de Violencia de Género Dirección General de la Mujer

El hipervínculo no forma parte de la respuesta pero lo he añadido para que puedan comprobar que el programa ofrece ayuda general a este colectivo, pero no existe una iniciativa como No te cortes que trate la violencia en la pareja dentro de las relaciones homosexuales.

En cualquier caso mi crítica no se concentrará en el programa No te cortes o en la Dirección General de la Mujer, que como ven siguen los principios dictados tanto por el gobierno como por los organismos internacionales, sino que tratará principalmente sobre la utilización de la “violencia de género” como un concepto excluyente para apartar del discurso y la ayuda a víctimas de la violencia en la pareja que no forman parte de dicha definición. De ahí que cuando se utilizó el concepto de “violencia de género” para condenar a una mujer que maltrató a su pareja homosexual cundiera el malestar entre los círculos feministas: la ley estaba pensada para ser excluyente y así reafirmar el discurso feminista, no para proteger a todo el mundo. Ni siquiera a todas las mujeres.

Sigue leyendo “El feminismo como lobby: soluciones ideológicas vs soluciones pragmáticas para la violencia en la pareja”

El correo electrónico que envié a la comunidad de Madrid sobre la campaña “No te cortes”

Estaba pensando en escribir una entrada sobre el reciente programa No te cortes, de la Comunidad de Madrid” que se centra en las relaciones de pareja adolescentes. Sin embargo, decidí que sería mejor hacerles algunas preguntas en lugar de sacar mis propias conclusiones. Les dejo con el correo electrónico que les escribí.

Pregunta sobre el programa “No te cortes”

A quien corresponda:

Antes de nada, quería felicitarles por la iniciativa “No te cortes” y la ayuda brindada por este programa para la protección de chicas adolescentes en situaciones de acoso y abuso.

Me preguntaba, sin embargo, por qué esta iniciativa ha excluido a varones heterosexuales y homosexuales que podrían hallarse una situación de riesgo similar. La descripción del programa en su página web aquí lo confirma (el subrayado es mío):

Este programa para adolescentes tiene como objetivo el apoyo y la orientación a aquellas chicas que, en sus incipientes relaciones de pareja, viven situaciones que les llevan a sospechar que se encuentran en un caso de maltrato.

El que dicho programa sólo es para chicas también queda patente tanto en los carteles difundidos por la Comunidad de Madrid como en el vídeo realizado, además de la descripción ofrecida en el documento sobre la ayuda en red, las tablas informativas y la presentación del programa. Todos estos apartados sólo señalan a las chicas como únicas víctimas potenciales.

Sigue leyendo “El correo electrónico que envié a la comunidad de Madrid sobre la campaña “No te cortes””