El tuit de la Guardia Civil sobre la violencia en la pareja. ¿Hay razones para su retirada?

Tuit Guardia Civil

Hace unos días este tuit de la Guardia Civil encendió el debate sobre la violencia en la pareja. El cartel derecho, que hacía referencia a las agresiones sufridas por los hombres a manos de sus parejas femeninas, al contrario que el izquierdo, no era oficial. Sin embargo, al margen de los logotipos, su mensaje era el mismo con los roles de género invertidos. La Guardia Civil acompañó la imagen con un texto que animaba a denunciar todo tipo de maltrato, independientemente del sexo de la víctima o el agresor.  Fue esto último, y no la falsedad en sí, lo que molestó tanto al colectivo feminista como a sus medios y políticos simpatizantes.

La mayoría de los medios se adhirieron al discurso de género imperante y criticaron el tuit, tanto en las columnas de opinión como en la propia redacción de la noticia, donde decidieron publicar las reacciones negativas al cartel y no las de apoyo. Sus secciones de comentarios, cuya mayoría de participantes apoyaba el mensaje del cartel, mostraban una falta de sintonía entre periodistas y lectores. También hubo políticos, particularmente en el Partido Socialista, que aprovecharon la ocasión para hacer populismo con el asunto.

¿Pero por qué estos sectores ofrecen tanta resistencia para hablar de la violencia en la pareja sufrida por el hombre? Es habitual entre los estudios, informes y encuestas, que la experiencia masculina sea ignorada para concentrarse únicamente en la femenina, pero la reacción al tuit de la Guardia Civil llegaba más lejos, al considerar frívolo y perverso un cartel que denunciaba ambas por igual. ¿A qué se debe esta resistencia?

Antes de considerar motivos ocultos (como por ejemplo los financieros), creo que es oportuno escuchar las razones que los propios feministas nos indican, para debatir su mérito o demérito. Dividiremos los argumentos en tres tipos:

  1. Estadísticos
  2. Ideológicos
  3. Legales o de autoridad

Un buen resumen de estas ideas lo pueden encontrar en el artículo de ElDiario.esFalacias Machistas (vol. II)”, aunque el tercero no se trabaja demasiado.

  1. El argumento estadístico

Una de las razones por las que el feminismo no considera comparable ambos tipos de violencia en la pareja se debe al número de personas maltratadas en cada sexo, y particularmente la cantidad de asesinatos. Sencillamente, como mueren muchas más mujeres que hombres, ambos tipos de violencia no son comparables.

El problema del argumento estadístico es que podría hacerse a la inversa con otras lacras sociales que afectan desproporcionadamente a los varones, como el suicidio (78%), las muertes en el lugar de trabajo (96%) o la indigencia (82%). Que un fenómeno afecte mayoritariamente a un sexo no hace que la inclusión del sexo opuesto sea frívola o perversa.

Por supuesto nos dirán que no es igual porque la violencia contra la mujer es un fenómeno estructural, resultado del patriarcado, que viene de la desigualdad de poder sexual, etc. Paciencia. Abordaremos dicha perspectiva en el segundo apartado. Mientras tanto, vamos a seguir discutiendo los méritos argumento estadístico.

Sigue leyendo “El tuit de la Guardia Civil sobre la violencia en la pareja. ¿Hay razones para su retirada?”