Denuncias falsas en perspectiva (II). La comparación internacional: India

Si les relatara la historia de un hombre inocente arrestado y encarcelado por la mera acusación de una mujer, lo más probable es que imaginaran un caso relacionado con la ley integral contra la violencia de género (LIVG) en España. Sin embargo, este escenario puede darse en un país tan diferente y lejano como India, donde la Sección 498A del Código Penal se ha convertido en su equivalente, con el añadido de que esta declaración le permite también encarcelar a cualquier pariente del hombre acusado, independientemente de su sexo.

En España se afirma que la LIVG sólo produce un 0,01% de denuncias falsas, ¿cuántas son confirmadas bajo la Sección 498A? El presente artículo pondrá de relieve la disparidad entre el número de denuncias falsas que registra cada ley para plantear el porqué de tal disparidad.

El origen de la Sección 498A

La que se considera actualmente como la ley más abusada del país nació, al igual que en el caso español, con la noble intención de proteger a mujeres maltratadas. Hay, sin embargo, un elemento cultural añadido que no existe en nuestro país: se ideó fundamentalmente para combatir la violencia relacionada con la dote.

Inicialmente la dote se estableció para garantizar la independencia económica de la mujer en caso de separación o viudedad, pero debido a que aumentaba el patrimonio familiar de quienes acogían a la mujer, terminó convirtiéndose en un bien codiciado por el esposo y sus parientes. En algunos casos, si las expectativas en cuanto a la dote no se cumplían, la mujer podía ser hostigada o maltratada por el esposo y/o sus familiares para obtener mayores bienes o dinero, culminando en asesinato o conduciendo al suicidio de la esposa si las exigencias no eran satisfechas. En un buen número de casos el asesinato se ha llevado a cabo quemándola viva, debido a que las muertes por quemadura con queroseno se deben en primer lugar a accidentes que ocurren en la cocina, seguidas del suicidio, con el asesinato como tercera causa.[1] De esta manera puede resultar más fácil hacer pasar este tipo de muertes por accidentes o suicidios.

Sigue leyendo “Denuncias falsas en perspectiva (II). La comparación internacional: India”

Erecto en el tribunal

Existe una abundante literatura sobre las leyes civiles y eclesiásticas que históricamente discriminaron a las mujeres, así como de numerosas sentencias judiciales. Sin embargo, el caso contrario rara vez se ha examina con el mismo detalle.

En el pasado hemos señalado cómo los primeros ataques con vitriol (ácido sulfúrico), en el siglo XIX, fueron cometidos sobretodo por mujeres contra sus parejas o rivales románticos, y buena parte de las veces las agresoras quedaban en libertad porque dichos ataques obedecían a motivos “honorables”, según la justicia de la época (p. 35-37). Éste fue el caso de Marie Couffin cuando arrojó ácido sobre su marido y la amante de éste frente a quinientas personas en 1885.

También hemos tratado las obligaciones legales que el hombre tenía hacia su pareja y otros parientes, cómo las leyes civiles reprimían igualmente la sexualidad masculina, o la exclusividad del varón a la hora de participar en los trabajos forzados durante la mayor parte de la Historia, entre otras.

En esta entrada hablaremos de otro caso singular: los juicios de impotencia en la corte francesa durante los siglos XVI y XVII. A continuación les muestro una traducción del artículo “Erecto en el tribunal“, escrito por Tony Perrottet y traducido por María Gabriela González Granados. El texto está basado en el libro de Pierre Darmon Condenando al inocente: una historia de la persecución del impotente en la Francia prerrevolucionaria.

Erecto en la corte

Tony Perrottet

Traducido por María Gabriela González Granados

En los temidos juicios franceses de impotencia, la ansiedad por funcionar adecuadamente tomó un nuevo significado.

¿Creías que la inquisición española era dura? Igual de intimidatorios para muchos hombres fueron los juicios franceses de impotencia sexual entre los siglos XVI y XVII, donde los maridos acusados de disfunción eréctil eran obligados a probar su virilidad frente a testigos.

Sigue leyendo “Erecto en el tribunal”

La discriminación masculina en 41 memes (con fuentes)

Este artículo es una ampliación del original “la discriminación masculina en 31 memes“. No sólo incluimos 10 memes más sino también contraargumentos adicionales, más fuentes y actualizaciones sobre algunos de los memes anteriores.  

En esta entrada recopilo la serie de memes titulada “…Pero no es un problema de género”, que publiqué en la página de Facebook para denunciar la invisibilidad de la discriminación y el sufrimiento masculino en los medios, la universidad y las instituciones tanto nacionales como internacionales, al menos desde una perspectiva de género. La idea es resumir el mensaje de forma breve pero al mismo tiempo proveer las fuentes y/o artículos necesarios para aquellos que quieran profundizar más en el asunto.

Advierto que si alguna vez cito mi propio blog como referencia no es porque ésa sea la fuente, sino porque dicho artículo contiene múltiples fuentes externas que prueban el caso, así como traducciones de fuentes en inglés que no serían accesibles de otra manera. Finalmente decir que por supuesto faltan muchos otros casos, que iré añadiendo cuando convierta esta entrada en una página permanente de referencia.

DISCRIMINACIÓN INSTITUCIONAL

Francia Meme

El padre necesita la autorización de un juez, que no está ni mucho menos garantizada pues la ley se estableció para “preservar la paz familiar”. Sólo en la región de Nantes 15.000 padres compran kits de paternidad por internet, frente a las 1.500 pruebas realizadas por orden de los jueces. Un 91% de estos padres cometen pues un delito bajo la ley francesa por algo que debería ser un derecho: conocer si tu hijo es realmente tuyo.

Fuente: “Paternity Testing Ban Upheld in France” (International Biosciences)

El porcentaje de fraude paternal, según algunos estudios, se sitúa alrededor del 3,7% (Fuente)

Trata de personas meme 2

Las citas externas son tantas que hasta tuve que crear una hoja de cálculo para recogerlas todas. Pueden encontrarlas en el artículo relacionado.

Artículo y fuentes:

Batidas militares meme 2

Artículo y fuentes:

Cadena perpetua meme

Fuente: Código criminal ruso. Artículo 57.

Fuente: Edad de jubilación por países (Wikipedia). Cito la Wiki porque no hay ninguna otra fuente que compile tantos países y no quiero poner decenas de enlaces.

Los 6 países que faltan pueden encontrarse en el artículo “Pensiones y mujeres” del diario El Tiempo.

Sobre la esperanza de vida, pueden consultar esta página de la OMS.

Irán Homosexualidad Meme

Fuente: Human Rights and Democracy for Iran

En realidad debería decir “crimen”, porque aunque lo sea en la legislación del país tendría que estar despenalizado en todo el mundo.

La razón por la que no ha habido lesbianas ejecutadas es ésta: El código penal iraní condena el lesbianismo con 100 azotes (artículo 129), mientras que la sodomía es castigada directamente con la ejecución (artículo 110). Recordemos que el lesbianismo es definido como homosexualidad entre dos mujeres empleando los genitales (artículo 127). Una lesbiana sólo puede ser ejecutada la cuarta vez que es condenada por este “crimen” (artículo 131). Los hombres no tienen tantas oportunidades. Por supuesto, la idea no es igualar la severidad del castigo a hombres y mujeres, sino eliminarla para todos.

Nadie duda de que la vida en Irán para las mujeres es difícil, pero recordemos que la situación del hombre dista mucho de ser envidiable. Si quieren leer sobre problemas a los que se enfrentan los hombres iraníes por razón de género les recomiendo leer este artículo. Y si les interesa Oriente Medio en general les recomiendo leer este otro sobre la desechabilidad masculina en Afganistán.

Sigue leyendo “La discriminación masculina en 41 memes (con fuentes)”

Los hombres desempleados no son Betty Friedan

Recientemente apareció en la bitácora Números Rojos del diario Público un artículo sobre los hombres desempleados con el título “Hombres privilegiados, hombres expropiados”. El ensayo analizaba el impacto del desempleo masculino desde la perspectiva de género, algo poco habitual en unos medios que con frecuencia sólo utilizan dicho ángulo cuando se trata de mujeres. Pese a las buenas intenciones de la autora y algún que otro acierto, sin embargo, el texto revela claramente las carencias del marco teórico feminista para analizar los problemas de los varones. Comencemos.

El artículo señala en su cabecera:

Desde hace unos años cada vez un mayor número de hombres asiste a la consulta médica aquejándose de los mismos malestares que las mujeres llevan presentando décadas: depresión, ansiedad, pensamientos suicidas… Un equipo médico no creyó que fuera casualidad y decidió formar un grupo con el que tratar estos síntomas. La crisis, con el paro desbordante, estaba cuestionando el papel que el patriarcado le ha otorgado históricamente al hombre: el de trabajador y proveedor de recursos. Se abre un nuevo ángulo para defender la igualdad.

El problema de esta premisa es que no está hablando de las mujeres en general, sino de un grupo en particular: las amas de casa blancas y de clase media-alta estadounidenses de los años 50, que no se sentían realizadas con su estilo de vida. El grupo del que hablaba Betty Friedan:

¿Recuerdan haber visto la película de Las horas? En una impecable cocina norteamericana de los años 50, llena de electrodomésticos último modelo, acompañábamos al personaje de Laura Brown (interpretado por Julianne Moore) a la contención de un llanto angustioso. Pero ¿quién podría llorar en una cocina tan maravillosa? (…).

Esa depresión a la que nadie encontraba sentido, esa generación de mujeres aisladas, insatisfechas con las flamantes cocinas donde, se supone, debían alcanzar sus más altas expectativas, tuvo su voz con Betty Friedan, teórica y líder feminista que en 1963 publicó Mística de la feminidad donde hablaba, por fin, del ‘problema que no tiene nombre’. Un alegato que venía a revelar que, por muy felices que pudieran aparecer en las revistas femeninas, las mujeres -que presentaban depresión, ansiedad, pensamientos suicidas, un cuadro ‘típicamente femenino’- querían algo más que vivir por y para cuidar de su familia.

Y ahora veamos qué se dice de los varones:

En los últimos años los profesionales médicos han visto cómo las consultas se han llenado de hombres, los cuales nunca antes habían asomado el bigote por allí. Hablan de depresión, ansiedad, insomnio, pensamientos suicidas y toda una ristra de síntomas ‘típicamente femeninos’. Les cuesta trabajo llegar hasta allí, se encuentran mal y no saben qué les pasa. Pero las pastillas no resuelven el problema.

El resto del ensayo continúa con dicha comparación y analiza el impacto del desempleo en la autoestima del hombre al destruir su papel tradicional como proveedor. Sin embargo, el problema más obvio no aparece en ningún momento: la ruina económica que el desempleo trae a la mayoría de hombres y sus familias.

Sigue leyendo “Los hombres desempleados no son Betty Friedan”

Discriminación masculina y femenina en Irán

more-oppressed-iranian-women-Copy-Copy

A continuación les presento la traducción del artículo de Ali Mehraspand “The myth of patriarchal oppression in Iran (el mito de la opresión patriarcal en Irán), publicado originalmente en A Voice for Men, y también disponible en A Voice for Men en Español. He de señalar que el autor es iraní y por tanto muchas de sus fuentes se encuentran en farsi. Otro de sus artículos, la desechabilidad masculina en Afganistán, fue publicado anteriormente en esta página.

Como siempre recordar que no me suscribo a todo lo que traduzco. En este caso habría preferido otro título, menos referencias al feminismo y omitir un comentario sobre el título universitario como parte de la dote. Por lo demás se trata de un artículo extremadamente interesante.

El mito de la opresión patriarcal en Irán

Ali Mehraspand

Desde que los feministas de segunda ola comenzaron a parir el concepto de “patriarcado” los problemas de las mujeres en los países menos desarrollados, como los de Oriente Medio, fueron presentados como prueba de “opresión de las mujeres desde que la humanidad existe”. Los medios de comunicación occidentales y los feministas en particular miran a sociedades en condiciones difíciles y no ven a gente sufriendo: ven a mujeres sufriendo.

La forma en que los medios de comunicación occidentales, y de hecho los orientales, manejan estos asuntos es mostrando insistentemente a las mujeres como esclavas y retratando a los hombres como crueles esclavistas. Esto por supuesto sólo ha sido contestado, hasta ahora, por gente de dichas culturas que, en un esfuerzo por defenderlas, tienden a salir con declaraciones religiosas para explicar los derechos de la mujer en el Islam y la filosofía islámica, provocando confusos problemas. Entre los más evidentes se encuentra esta pregunta: ¿y si alguien no es religioso y decide no vivir según los códigos de la filosofía islámica?

Sigue leyendo “Discriminación masculina y femenina en Irán”